Call Center 0800.345.6773
Urgencias 0800.345.6773 opción 1
WhatsApp +54.9.11.2192.6773
E-mail info@ospedyc.org.ar
Preguntas Frecuentes
Newsletter

07.10.2015

Del frío de Ushuaia al calor del amor

Donde para algunos es el fin del mundo, para ellos fue el principio de una hermosa historia de amor. Martín Carreño y Stella Ventura, si bien podrían ser personajes ficticios surgidos de la creatividad de Campanella, son personas reales afiliadas a nuestro sindicato y a OSPEDYC.
Se conocieron mientras trabajaban en el Museo del Presidio de Ushuaia, él en mantenimiento y ella en recepción. Entre desperfectos técnicos y sonrisas coloquiales fueron escribiendo el libreto de la vida juntos. Mientras los capítulos se llenaban de anécdotas como novios e imágenes de casamiento, nació Josefina.
Pero hasta las más hermosas novelas tienen escollos que atravesar. “Ella nació con un grado de pre-madurez, pero nos dieron el diagnóstico cuando tenía tres meses de vida”, expresó Stella.


Los días se sucedían y el estado de la bebé se estaba complicando, “Josefina padecía el síndrome de Alagille, que es una enfermedad genética poco frecuente -se da en un nacimiento cada 70.000- y que puede complicar diferentes órganos. En el caso de ella tenía Alagille en las ramas pulmonares, y también le atacó el hígado y el corazón”, las palabras de Martín erizaban la piel como si el frío invernal de Tierra del Fuego se hubiera instalado entre nosotros.
Ya en la fundación Favaloro, Josefina fue sometida a una angioplastia y cuatro meses después a un trasplante de hígado. “Gracias a Dios, ahora se está recuperando bien y está creciendo. Estamos contentos por la atención que ha tenido en la clínica como por la buena predisposición de la obra social. Eso siempre lo quiero remarcar porque conozco casos de otras obras sociales que no cubren estas situaciones. Seguimos con OSPEDYC porque sinceramente hoy se cumple un año de la primera operación que le hicieron a Josefina y desde ese momento hasta el día de hoy la obra social se ha portado muy bien con nosotros tres”.
Como no podía ser de otra manera, esta historia de amor tiene un final feliz. A pesar de los 3040km que separaban a esta familia de Buenos Aires, se demostró que cuando hay solidaridad y un buen equipo de trabajo hasta los problemas más difíciles pueden llegar a buen puerto.
Por estos días, Martín, Stella y Josefina continuarán llenando párrafos de aventuras, de anécdotas, de cariño. Sabiendo que más allá de las distancias físicas que los separan, UTEDYC y OSPEDYC siempre estarán cerca.

07.10.2015

“Aires de grandeza”, la historia de Leo Sanabria

En los momentos difíciles es cuando se toma verdadera dimensión de lo importante que es tener una obra social que te cuide. Conocé la conmovedora historia, Leonardo Sanabria, un joven luchador que vino con su familia desde Formosa para salvar su vida.

Servicial, educado y atento son algunas de las características que llevaron a Claudio Sanabria a ocupar el puesto de recepcionista y conserje de la Asociación Mutual de Maestros de Formosa. Con más de 23 años dentro del gremio y afiliado a la obra social, enfrentó su tarea más dura: la operación de Leonardo, su hijo.
Leonardo Tomás es un adolescente que nació con lo que se denomina “pectum excavatum, un problema en los huesos: el pecho y el esternón hundidos”, expresó Claudio con la mirada clavada en un rincón re vivenciando la historia desde el inicio. El joven creció desenvolviéndose igual que resto de sus compañeros y amigos. Pero el desarrollo le jugó una mala pasada. “Leonardo había dejado de correr, tenía el pecho muy hundido


Le costaba respirar. El traumatólogo de Formosa nos dijo que el esternón estaba muy cerca del espinazo, y el corazón ya se estaba corrido para un costado” su voz entrecortada denotaba la preocupación. La urgencia y la necesidad llevaron a esta familia a acudir a OSPEDYC. La posterior derivación al Sanatario Güemes llegó casi de inmediato. Luego de chequeos, estudios, resonancias y placas el pasado 25 de noviembre Leonardo decidió operarse.
“En realidad el que tomó la decisión de operarse fue él –dijo en una mezcla de timidez y orgullo su padre- También porque ya está en una edad que le daba vergüenza. Los amigos lo invitaban a la pileta y él no se quería sacar la remera”. Así fue que aquel pequeño de mirada tímida se sometió a su primera intervención en manos del Dr. Mendizabal.
Ingresó cerca del mediodía. Los nervios, los rezos y las plegarias se apoderaron, durante las ocho horas que duró la intervención, de ese manojo de nervios que fue la familia Sanabria – Beterette. A las 19.30, Leonardo Tomás era devuelto a la habitación. La emoción y las lágrimas brotaron de los ojos de esos padres cuando el adolescente expresó: “ahora me voy a poder sacar la camisa delante de mis amigos”, denotando un complejo que había crecido de manera silenciosa y subterránea.
A pesar de los nervios vividos y antes de retornar a su Formosa natal Claudio, en nombre de la familia, dejó un espacio para el balance. “Sin el gremio y sin la obra social hubiese sido imposible pensar en una cirugía y hoy gracias a Dios salió todo bien. Agradecemos al Cro. Carlos Bonjour y a todo el equipo de la obra social, que cualquier cosita que faltaba estuvieron ahí para resolverlo, y a la parte sindical también. La verdad, no hay motivo para queja, cuando hay que felicitar hay que felicitar, siempre supimos que la obra social que tenemos es muy buena. Otras obras sociales se van para autorizar una cosita y tienen que pagar 50 o 60 pesos, co-seguros y después hay que ver qué te cubre o no te cubre casi nada, o están suspendidas las obras sociales… Nos vamos contentos”.
Leonardo Tomás Sanabria, volvió a ser Leo. Hace unos días terminó el secundario y, según nos comentó, quiere continuar estudiando ingeniería. Ese muchacho de risa jovial que corre con sus amigos sintiendo la brisa húmeda acariciar sus mejillas a la sombra del quebracho blanco. Llenando, ahora sí, su pecho de esa brisa pura con aroma de su tierra.

¿Qué es el pectum excavatum?
El Pectus excavatum es una deformidad congénita de la caja torácica caracterizada por el hundimiento del pecho en la región del esternón. Es decir que, el tercio inferior del esternón y los cartílagos centrales se encuentran deprimidos. Generalmente es simétrico y tiene un diámetro anteroposterior disminuido. Se puede detectar al nacer, pero al ser progresivo, se hace más evidente con la edad. Se da con mayor frecuencia en varones.
El paciente se caracteriza por tener el tórax excavado, los hombros inclinados hacia delante y rodeados, con una barriga prominente, una cifosis marcada y a veces asimetría mamaria. Los latidos son visibles y en muchas ocasiones hay soplos.